Victor Muñoz

Pasaban los años 70 y 80 cuando mi vida comenzó a dar señales en que algo estaba mal en mi organismo, pues comencé con dificultades en la Dentadura, en los ojos, en mis articulaciones de todo mi cuerpo, en especial mis tobillos, la verdad es que no sabía lo que me estaba ocurriendo, ya que a esa edad uno como chiquillo toma las cosas como súper simples. La verdad que en esa época comienzo a sufrir lo más triste de mi vida, realmente comenzaron a ocurrirme situaciones muy desagradables como perder mis piezas dentales, yo sentía que mis dientes y muelas se soltaban solas, al punto que yo mismo las tiraba y se salían con solo la fuerza de mi mano. En esa época ya tenía 17 años y estaba conociendo la vida de joven adolecente, hasta que pasando el tiempo comencé a sentirme que ya no podía hablar de forma normal con mis amigos, por que comencé a tener mi boca con mal olor y también no sabía el por qué de esta situación tan triste para mí. Fueron muchos episodios súper dolorosos ya que intentaba poder solucionar estas caídas de piezas dentales en el consultorio de mi población, pero me decían que era por tener malos hábitos alimenticios. Lo que me preocupaba aun mas, ya que jamás me gustaron los dulces y tenía el habito de cepillarme mis dientes, eso sí que en ese periodo me dolía cepillarme los dientes por que los tenia sueltos y se salían. Fue ese el comienzo de mi triste vida y el comienzo del abandono a la vida normal que un joven tiene que conocer , ósea comencé a aislarme de la sociedad , pero también afortunadamente conocí a la que hoy es la Madre de mi única hija, María Paz , quien a su cortita edad , también comenzaba a dar muestras de preocupación por el estilo de vida que comenzaba a vivir su padre en un encierro por no mostrar mi boca con dientes menos, la verdad que me encontraba una persona horrible , lo cual me comenzó a dañar mi autoestima, no valía nada para nadie, sufría en silencio y mi boca cada día peor. En una ocasión me asuste porque me costaba tragar mis alimentos y fui al hospital Barros Luco a pedir hora medica y el doctor que me atendió , sospecho algo y me derivo a un especialista en Reumatología al cual visite y me pidió unos análisis de sangre, grande fue mi sorpresa cuando me dijo que sufría de un Síndrome de Syogren, el cual me producía sequedad en los ojos , la boca , y dolores articulares, ósea estaba muy complicado mi pronóstico ya que esto no tiene arreglo. En realidad cada día que pasaba, lo sentía que ya no tenía nada que hacer en este mundo, sin dientes, sin muelas, con dolores a mis huesos, con pérdida del deseo de vivir. Fueron muchísimos años que pase en tinieblas, lamentablemente mi señora también nos dejo solos junto a mi hija ya que entiendo que tener a un hombre sin dentadura , realmente tiene que ser terrible . Hoy no la culpo, ya que mi vida hasta mi me producía malestar y no quería seguir viviendo. Es en este lapso de mi vida que mi hija María Paz, muy jovencita comenzó a enviar cartas a distintos médicos de este país, para ver una posibilidad de ser atendido ya que no tenia, ni tengo medios económicos, para un tratamiento bucal. El resultado fue nada de nada y fueron muchísimas cartas que envió a distintas clínicas de chile, pero sin resultados favorables. Yo le dije a mi hija, Basta de enviar cartas, no quiero que se moleste mas ya que mi vida es así y moriré así. Un día viendo un diario nacional, salió una noticia de un programa de televisión nuevo que comenzaría dentro de poco tiempo que su alineamiento seria ayudas medicas para las personas, Sicólogos, Geriatras, neurólogos y medico Implantologo maxilo facial . En ese instante de mi vida , no sé por qué espere con tanta esperanza el día que inauguraran el programa Llamado SOS CAROLA , conducido por la distinguida Sra. Carola Julio muy conocida en la televisión Chilena junto a los Médicos especialistas. A continuación sale un número telefónico al cual los pacientes podían llamar y realizar consultas dependiendo de la especialidad. Es en este punto cuando ocurre algo maravilloso y que jamás pensé que me ocurriría a mí como una persona común de este lindo país llamado Chile. Tome el teléfono celular al cual le había cargado $ 2000 para llamar, me contesta una dama y me pregunta para quien es mi consulta, respondí para el doctor Maxilo Facial, me dijo deme su número y le llamamos, pensé seria todo , llama mucha gente y no creo que me llamen, sonó el teléfono y me preguntan mi nombre y de que comuna llamaba , a lo cual comencé a contestar, la conductora del programa Sra. Carola Julio me realiza unas preguntas y me dice , lo dejare con el doctor Cristian Venables, me atiende y con tanta tristeza le cuento lo antes mencionado en mi testimonio de vida, la verdad que el Doctor Cristian Venables, me escucho , y la conductora del programa se emociono hasta las lagrimas junto a otro profesional que estaba en el panel de médicos, fue en ese momento que escucho la palabra , Don Víctor , usted tendrá un tiempo para visitarme en la clínica, a lo cual conteste llorando a mares que tengo años de tiempo esperando que alguien me mire mi boca y ojala ocurriera un milagro en esta vida , antes de morirme, el Doctor me dice , Víctor tranquilo juntémonos en la clínica y veamos cómo esta su situación. Recuerdo que cuando estaba en el metro camino a su clínica, estaba muy nervioso y me emocionaba con facilidad por no saber en que terminaría esta situación , baje en el lugar que corresponde y camine hacia la clínica muy asustado, toco el timbre me atiende una secretaria de recepción , le digo con voz temblorosa estará el doctor Cristian Venables , preguntan tiene una ora con el doctor, a lo cual respondo el me dijo que viniera , mi nombre es Víctor Muñoz y me dice espere le avisare tome asiento. En un par de minutos apareció el Doctor Venables y me dijo de esta forma, Don Víctor adelante tome asiento, me hace preguntas y reviento en lagrimas, me dice don Víctor tranquilo le tomare una radiografía panorámica y veremos cómo esta su boca, después de unos minutos le traen la radiografía y la analiza. Esos instantes fueron terribles para mí ya que no sabía que diría el Doctor Cristian Venables, luego de unos minutos me dice, don Víctor afortunadamente tenemos huesito y eso es muy importante para usted , ya que después de tantos años sin dientes y muelas , podría no tener hueso . A continuación le pregunto con mucho temor que significa eso para mí, y me responde lo siguiente , don Víctor lo dejo en el ascensor y caminamos juntos , me dijo unas palabras maravillosas que paso a repetir. Don Víctor a mi me ha ido bien en la vida y en realidad tengo la suerte d tener una linda familia y en verdad me faltaba algo por hacer, a lo cual me intrigaban mucho sus palabras, le pregunte doctor que significa esto que me está diciendo y me responde de la siguiente forma, usted me permitiría ayudarlo, yo quede mudo no sabia que responder , realmente en esos instantes solo lloraba y me preguntaba por qué a mi si nadie nos había escuchado durante muchos años, le dije lo siguiente, doctor no tengo dinero , me responde Víctor cuando puede venir a la clínica para comenzar , en ese momento le dije doctor usted me pregunta a mi cuando puedo venir y en realidad soy yo quien tengo que colocarme a su disposición . En ese momento me da su teléfono privado y dice “Víctor, la próxima semana comenzamos y lo opero” ……………………………………….Perdón me emociono al escribir estas líneas, fueron momentos tan maravillosos y soñados para mí que fui un afortunado en esta vida, no podía creer este sueño tan maravilloso que me estaba ocurriendo, nos despedimos de un abrazo apretado y pude sentir la humildad y sencillez del Doctor Cristian Venables con una persona que ni siquiera conocía. A continuación paso a relatar el instante en que me encuentro con mi hijita María Paz ya en casa, me pregunta papá como le fue y le respondí hija el doctor me atendió como si yo estuviera pagando , mi hija explota en yanto y dice yo tenía mucha fe en este doctor y no me equivoque, me abrazo y dijo basta de tristeza y ahora le llego su hora de vivir en forma normal papá El Doctor Cristian Venables, me opero a la siguiente semana y me realizo una modernísima operación, en la cual me coloco en toda mi boca, implantes lo que tendría un valor aproximado de $ 16 Millones. Hoy puedo reír, cantar, comer, masticar un trozo de carne que no podía desde mi juventud, hoy tengo 50 años y mi testimonio solo lo realizo para que nadie pierda las esperanzas ya que siempre en algún lugar está esperando para ayudarte. Doctor Cristian Venables, usted sabe que yo le debo mi vida a usted, y jamás dejare de ser su amigo , ya que hoy soy amigo del Medico Más prestigioso de este país. Estimado Doctor, Víctor y María Paz le queremos mucho y deseamos que siga siendo un profesional con tantos valores y principios y sobretodo tan sencillo y con un carisma desbordante.

Downloadhttp://bigtheme.net/joomla Joomla Templates